Busca noticias anteriores. Ejemplo: escribe Chino Seijas

La Romana: tribunal dicta prisión preventiva a español golpeaba a su pareja nicaragüense que trajo al país tras conocerla por internet

Comparte esta noticia en WhatsApp Web/Telegram y redes sociales!

telegramWhatsapp telegram facebook twitter compartir en google+ compartir en google+ twitter
Contribuido
Franklin Cordero

LA ROMANA, República Dominicana.-La Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de La Romana impuso tres meses de prisión preventiva a un español acusado de violencia intrafamiliar contra su pareja de nacionalidad nicaragüense, a quien conoció por las redes sociales y la trajo a la República Dominicana con una promesa de trabajo y de iniciar una vida juntos.


El tribunal emitió la medida de coerción en contra de José Antonio Minguez Sanz, de 48 años, tras declarar como buena y válida la solicitud de la Unidad de Atención Integral a Víctimas de Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Sexuales de esta jurisdicción.

El Ministerio Público argumentó en la instancia que la prisión preventiva es la única forma de garantizar la presencia del imputado a todos los actos del proceso y contribuir a la estabilidad física y emocional de la víctima, de 31 años, cuyo nombre se omite para proteger su integridad.

Una comunicación de prensa de la Procuraduría General dice que la jurisdicción de La Romana recibió la denuncia vía redes sociales por parte de una sobrina de la víctima que reside en Nicaragua, informando que su tía se encontraba retenida por el imputado en La Romana, República Dominicana, desde el pasado 3 de febrero.

Agrega que la víctima logró tener acceso a internet y enviar su ubicación a la sobrina, por lo que el Ministerio Público de La Romana inició una investigación y el pasado 17 de mayo, en horas de la mañana, realizó un allanamiento en un apartamento del sector Preconca, donde procedió a apresar al imputado.

En el allanamiento, el Ministerio Público confirmó que el encartado mantenía a la víctima encerrada y no la dejaba salir sola ni al balcón del apartamento, además de someterla en varias ocasiones a violencia verbal, física y psicológica.

Además, el órgano persecutor pudo establecer que Minguez Sanz amenazaba a la víctima, la golpeaba y le escupía en la cara, además que le cortaba la comunicación vía internet y que en una ocasión durmió en la azotea del edificio porque el imputado estaba furioso.

Suscribirte: recibe noticias por WhatsApp y Telegram

whatsapp telegram
No te asustes! En WhatsApp es un grupo, pero sólo verás nuestras noticias