TITULARES》》Dominicano muere de leptospirosis tras paso de huracán María en Puerto Rico...Presidente SCJ dice a jueces suspendidos les conviene que se aclare caso “Quirinito”...Asaltantes matan a un cabo de la ARD en un colmado de su propiedad en SDE...Los médicos volverán a paralizar los hospitales, ahora será por tres días...
Síguenos en Facebook y otras redes sociales. No te pierdas las noticias
Síguenos en Twitter Siguenos en Blogger Siguenos en YouTube

La Romana))“Darío Gasolina” de testigo a perseguido, reportaje de Vigilante Informativo

CompartirCompartir

Comparte esta noticia en WhatsApp Web/Telegram y redes sociales!

telegram telegram facebook twitter compartir en google+ compartir en google+ twitter
Por Genris García/ Vigilante Informativo.net
Último Minuto/Serie26

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Gregorio Vilorio Pérez (Darío Gasolina), pasó de testigo del Ministerio Público en el juicio por la matanza de Paya, ha perseguido por las autoridades judiciales y la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), que ahora lo acusan de ser jefe de una red de narcotraficantes que opera en la región Este del país.

“Darío Gasolina” fue una de las piezas claves en el juicio contra los 22 implicados en la ejecución de siete colombiano en medio de un tumbe de 1,300 kilos de cocaína en Paya, Baní, el 4 de agosto del 2008.

Sin embargo, ahora se le atribuye dirigir una red que alegadamente trajo de Colombia 499 kilos de cocaína incautadas el pasado 20 de diciembre en una operación conjunta de la DNCD y otras instituciones militares.
{Pérez es el propietario del conocido centro de diversión Alto Rango, en La Romana, en la actualidad bajo el control de las autoridades}
Hay datos que coinciden en la vida de "Darío Gasolina"; el 9 de septiembre del 2010, compareció como testigo al juicio en contra de 22 implicados en la matanza de Paya, y reveló que el imputado Antonio Manuel Roché Pineda (Kiko), ex sargento de la Marina de Guerra, le llevó a Cumayasa, La Romana, cinco fusiles M-16 para que los vendiera, luego de ocurrir la masacre de Paya.


Ese testimonio fue en el Tercer Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional.


El recién pasado 20 de diciembre, la DNCD anunció que en una operación conjunta con otras instituciones decomisó 499 paquetes de cocaína y/o heroína, un fusil de alto poder AK-47, un cargador y varias municiones.

Ayer como hoy, en el caso están involucrados colombianos y dominicanos que supuestamente introdujeron la droga por mar a unas 3 millas náuticas de las costas también de Cumayasa. Esa red, dicen las autoridades, la encabeza Gregorio Vilorio Pérez, (Darío Gasolina).

Ahora lo buscan
Este lunes, en víspera del día de Reyes, el presidente de la DNCD, Julio César Souffront Velázquez, pidió Darío Gasolina, que se entregue para evitar derramamiento de sangre. De esa forma “Darío Gasolina” pasó de testigo a perseguido por la DNCD.
“Exhortamos a “Darío Gasolina” a que se entregue porque las autoridades estamos tras sus pasos y queremos evitar derramamiento de sangre”, declaró el jefe de la agencia antidrogas.
Y a seguida advirtió, “entendemos que él está armado, que está acompañado, y las autoridades están bajo su pista y daremos con su apresamiento”.

Souffront Velázquez dijo que el caso está en manos de la Procuraduría Especializada Antilavado de Activos a fin de proceder a judicializar el caso y decomisar los bienes vinculados al presunto narcotraficante.

“Se están haciendo los aprestos para las futuras incautaciones a fin de judicializar en caso y proceder al decomiso de sus bienes”, subrayó.

El alto oficial habló al encabezar la entrega de juguetes a niños hijos de oficiales y agentes de las DNCD, así como a 50 niños de Capotillo, con motivo del Día de los Reyes.

Pescador y gasolinero
Vilorio Pérez, parece que debe su apodo a que es propietario de la estación de Gasolina Sport Bar, según las crónicas del juicio contra los matones de Paya.
En el tribunal reveló que conjuntamente con el ex teniente de navío Carlos Rossó Peña, extraditado hacia Puerto Rico por narcotráfico, llegó a organizar viajes ilegales para enviar personas a la vecina isla.
Los periodistas que siguieron el juicio señalan que Darío Gasolina, se definió como “pescador” y declaró que incluso llegó a hacer negocios para el franqueo del transporte de cubanos hasta la isla La Mona, donde los llevaba por la suma de tres mil dólares cada uno.

Sostuvo que le pagaba al ex oficial Rossó Peña dos mil dólares para el paso de la yola, y que lo conoció seis años antes cuanto éste se encontraba como jefe de Operaciones del M2, organismo de inteligencia de la Marina de Guerra.

Los 499 kilos
La DNCD anunció que en una operación conjunta con la Armada Dominicana, la Fuerza Aérea y el Deprocer, decomisaron 499 paquetes de cocaína, un fusil de alto poder AK-47, un cargador y varias municiones, en las costas de Cumayasa, en La Romana.

En la operación resultaron detenidos 11 dominicanos y un colombiano, cuatro de estos “en flagrante delito” a bordo de la embarcación de pesca Miriam 2, capitaneada alegadamente por un reconocido narcotraficante nativo de La Romana, que había sido repatriado por la justicia norteamericana.
El 20 de diciembre la DNCD anunció que la red es encabezada porGregorio Vilorio Pérez, (Darío Gasolina), a quien esa institución supuestamente le daba seguimiento hace más de un año.
Lo que muchos no entienden es como una embarcación viajó de las costas colombianas a traer menos de 500 kilos a la República Dominicana.

Se recuerdan de la matanza de Paya
El 4 de agosto de 2008 el país despertó conmovido por la información que daba cuenta de la ejecución sumaria de siete colombianos, cuyos cadáveres fueron encontrados en la comunidad rural Ojo de Agua, Baní.

En la ocasión las autoridades informaron que el hecho tuvo su origen en una operación de narcotráfico consistente en introducir al país 1,300 kilos de cocaína procedentes de la Isla San Andrés, Colombia.

En medio del tumbe del millonario cargamento de cocaína, en el que participaron militares activos y civiles fueron ejecutados siete colombianos.
Las víctimas fueron Darío José Atencio Vargas, o Fabio Javier Gutiérrez Pacheco (El Don, El Jefe o Cañarete), Eduardo Fabio de León Perozo (Negro Boll), Jesús David Del Río Hans (Blanquito), Antonio Zuluaga Mustiola o Cerino Enrique Martín Gutiérrez (Washi), Apolinar Altamirando Cuéllar, Giovanni Alejandro Bowie Duffis y Oscar Dario Naranjo Mejía (Fierrito). Solo sobrevivió el nicaragüense Orín Cliton Gómez (West).
Según las autoridades, un grupo de militares, simulando ser miembros de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), tras la planificación con civiles que les pagaron para cometer el crimen, irrumpieron violentamente, armados, en la casa de los extranjeros, en Paya, Baní, encañonándolos, esposándolos y trasladándolos en vehículos a Ojo de Agua, donde fueron acribillados.

La mayoría de los acusados fueron condenados y recientemente volvieron a los tribunales buscando la revisión de sus condenas.

Rastrea noticias


En todo Internet En esta web

Estamos en Twitter