TITULARES》》Dominicano muere de leptospirosis tras paso de huracán María en Puerto Rico...Presidente SCJ dice a jueces suspendidos les conviene que se aclare caso “Quirinito”...Asaltantes matan a un cabo de la ARD en un colmado de su propiedad en SDE...Los médicos volverán a paralizar los hospitales, ahora será por tres días...
Síguenos en Facebook y otras redes sociales. No te pierdas las noticias
Síguenos en Twitter Siguenos en Blogger Siguenos en YouTube

EN DIRECTO

José Leonardo Henríquez, una historia de lucha y privaciones junto a su esposa Virtudes Álvarez

CompartirCompartir

Comparte esta noticia en WhatsApp Web/Telegram y redes sociales!

telegram telegram facebook twitter compartir en google+ compartir en google+ twitter


José Leonardo Henríquez es conocido por su vida simple
Por Elpidio Tolentino
Semanario El Tiempo 
Último Minuto/Serie26

LA ROMANA, República Dominicana.-Por veinte años ha estado caminando las calles de La Romana. Visitando casas, haciendo amistades, conquistando posibles revolucionarios, y, sobretodo, ganándose una miseria para aportar al sostén de su familia en Santo Domingo.

Aquí le conocemos como “Enrique Miuca”, pero su nombre real es José Leonardo Henríquez, oriundo de Nagua, de donde salió a los 16 años de edad, para encontrarse en el escenario donde Francisco Alberto Caamaño Deñó daba su discurso en l965.

Como una gran parte de la juventud en ese tiempo, y con esa suerte de haber escuchado a Caamaño, se ligó al movimiento y aprendió a fabricar bombas molotov, e incursionar en otras acciones en favor de la revolución de abril.

Sin darse cuenta, una día se vio entre manifestantes y un batallón de marines de Estados Unidos, tuvo que ser parte del grupo protestante, y a su lado mataron un joven que se resistía a recoger escombros e ir detenido. Se prendió más en su interior el espíritu revolucionario.

Trabajaba en una fábrica de baterías, fue parte de una huelga, ganaron en materia laboral, pero fue cancelado. El mismo jefe lo recomendó en Meteoro, de donde también fue cancelado por supuestamente distribuir volantes del MPD (según él era una falacia). 
Ingresó a baterías Laser y allí se organiza formalmente en la lucha sindical y el cooperativismo. Entra a FOUPSA (Frente Obrero Unido Pro Sindicatos Autónomos), que tenía algunos de sus dirigentes en el exilio o en las cárceles dominicanas. Con esa incursión definió su vida en la lucha sindical y popular.

Para el año de 1972, específicamente el 12 de enero y Los Palmeros, fue acusado de estar involucrado en esa acción, de tener un arma de fuego y de hasta haber dado muerte a alguien. El Juez Canó González, hermano del Cardiólogo de esos mismso apellidos, lo condenó a 8 años de prisión. Cuando llevaba 5 tras las rejas, Julio de Peña Valdez y Fafa Taveras hicieron gestiones por su libertad, y fue enviado a San Cristóbal, de ahí a un hospital, donde duró un año interno-preso, por su delicado estado de salud.
El doctor Rodríguez Demorizy asumió su defensa, porque su abogado Domingo Rojas Nina entendía que era una pérdida de tiempo, porque no veía forma de sacarlo, pero Demorizy lo logró y obtuvo su libertad por no haber cometido los hechos. El doctor Joaquín Balaguer llegó a decir que ese era un malhechor.
José Leonardo Henríquez, tuvo la oportunidad de ingresar a la universidad, pero no lo hizo y se dedicó de nuevo al movimiento sindical, al movimiento cooperativo. Orientaba los trabajadores de FENASAL. Constituyó la cooperativa de los trabajadores de la fábrica de baterías, y delegado sindical y cooperativista por muchos años.

20 Años en el IDSS La Romana

Por alguna razón “Enrique” vivió en los Estados Unidos. Tenía dos trabajos, los cuales llegó a calificar como de recogedor de basura, “y para hacer eso allá, lo hago aquí”, decidió venir a recogerle basura a los síndicos Tomás Beltré en La Romana e Ismael en Higüey.

Consiguió trabajo en el Hospital Arístides Fiallo Cabral, del Instituto Dominicano de Seguros Sociales en La Romana, en el área de labor social, eso no le daba para pagar su casa en Villa Juana, por lo que iba a trabajar en Tabacalera de García de noche, y un amigo le dijo que iría muy forzado, y le gestionó en la UASD de Higüey. Dos trabajos diario, en pueblos diferentes, pero ha cumplido a cabalidad y ya lleva veinte años en el IDSS.

Virtudes Álvarez su esposa

José Leonardo Henríquez tiene tres hijos. Uno de su primer matrimonio, y dos de su segunda unión, que fue con la dirigente popular Virtudes Álvarez. Los tres vástagos ya se han independizado y residen fuera del país.

Con Virtudes, una mujer de mucho accionar y determinante en muchas ocasiones para la realización de paros, huelgas y reclamos, como era esa relación?

Con una mirada fija a quien esto escribe, un suspiro pronunciado: “Virtudes es una de las mujeres más humildes que he conocido, así la defino. Teníamos convicción de qué es la familia, y de qué era nuestra lucha”.
Agrega “nos hemos separado como pareja, pero como familia nunca. Fuimos capaces de que con los exiguos recursos que nos entraban a los dos echamos hacia adelante. La responsabilidad de nuestros muchachos fue de los dos.
“Cuando las luchas y la política nos dejaban tiempo vendíamos ropas y cosméticos. Contrajimos deudas, muchas deudas, pero teníamos la visión, la seguridad de pagarlas, y aun así de hacer un ahorro, crear un clavito para tener algo propio para vivir”.
Entre 16 hermanos que son, había una especie de herencia que José Leonardo no había reclamado, decidió juntar esos chelitos, de consiguió unos 500 mil pesos, y con dos préstamos de cooperativas y la venta de ocho tareas de cacao, juntaron como un millón de pesos y sacaron un apartamento valorado en 2.6 millones, está frente al Oncológico en la Zona Universitaria, y no lo han terminado de pagar, sus hijos también han hecho sus aportes para aun conservarlo.

La Infamia

Cuando se tiene un liderazgo con calidad de lucha, los representantes del sistema si no pueden darte un tiro en la cabeza, como lo han hecho con muchos otros, entonces te dan un tiro en la moral, pretenden matarte moralmente.

Con Virtudes Alvarez quisieron hacerlo y se sembró la duda en mucha gente, dijeron que se vendió, que nos vendimos, que nos dieron mucho dinero y apartamento, pero era una gran calumnia, que no surtió sus efectos, porque seguimos siendo de ideas de avanzada y revolucionaria, que todavía demandamos enfrentar la corrupción, enfrentar a Félix Bautista y este grupo que sigue saqueando el presupuesto nacional, el Estado, y que son capaces de atribuirse el 4% para la educación, cuando es una conquista, un logro del pueblo, no de Danilo Medina.
“Esa calumnia no nos sacó de la lucha, nos hizo variar la metodología, entendimos que con las huelgas logramos 5 pesos, pero perdíamos hasta 15, y decidimos hacer una infraestructura política, seguir esa lucha política-social.
“Soy de los fundadores del Movimiento Social. El MIUCA pasó a ser una escuela multitemática, y se ha creado el Frente Amplio, que tiene un candidato presidencial, a Fidel Santana. Seguimos trabajando por las grandes mayorías”.
“Enrique” agrega que sigue en su accionar en la vida social y política. Sustentación social del Movimiento de Trabajadores Independientes (MTI), de Juventud Caribe, del Frente Amplio. 

“Ese movimiento sigue creciendo, mantenemos vinculación en toda la región Este. Integramos la comunidad a su propio problema. Ahí tenemos la corriente magisterial con María Teresa Cabrera y Juan Núñez.

Se pensionará

José Leonardo Henríquez, con veinte años ininterrumpidos en el Instituto Dominicano de Seguros Sociales aquí en La Romana, y más de 60 de edad, dice se apresta a solicitar su pensión, pero para tener más tiempo de seguir trabajando en la lucha social, porque la realidad ahora es más crítica que ayer.

“No se sabe cuándo ha sido peor la corrupción si antes o ahora, y si peor es la corrupción, ahora se protegen para pretender engañar a la población diciendo que son honrados, esta lucha hay que seguirla y demostrar lo perverso que son quienes nos gobiernan”.
franklincorderop@gmail.com

Rastrea noticias


En todo Internet En esta web

Estamos en Twitter